IKONOS PRESS
Aptdo 62.132 - 28080 Madrid- España
Teléfono: (34) 628 705 127
Fax: (34) 91 469 57 65
E- mail: editorial@ikonospress.com
 
SAETAS EN EL SAHARA
LOS HA.200 ESPAÑOLES SOBRE EL DESIERTO (1971-75)

El HA.200 Saeta fue el primer entrenador a reacción desarrollado en la España de la posguerra con la ayuda inestimable de Willy Messerchtmitt. Cuando la crisis del Sahara español comenzó a elevar su tono a partir de 1970, se decidió enviar a estos aparatos a la zona y emplearlos como aviones de ataque ligero. Desde su base en Gando (Gran Canaria) y con destacamentos en varias bases del propio Sahara, estos pequeños aparatos  y sus pilotos cumplieron con creces las misiones asignadas en circunstancias siempre peligrosas.
AFGANISTÁN: NADA NUEVO

A finales de enero varios atentados suicidas en la capital de  
Afganistán, Kabul, causaron un elevado número de muertos y  
heridos. Junto con la tragedia humana que ello supone para un  
país, por desgracia, ya acostumbrado a la guerra, ambos  
atentados, llevados a cabo en lo que se supone que son las  
zonas más seguras del mismo, no hacen sino destacar que los  
objetivos que en 2002 llevaron a la OTAN a intervenir en  
Afganistán están lejos de ser alcanzados.

Afganistán está luchando por mantener una apariencia de  
normalidad que no es la habitual en aquellas tierras. A pesar de  
que los talibanes han sido reducidos a zonas muy concretas del  
territorio, su capacidad de atentar en todo el país apenas ha  
cambiado. Si a ello unimos los lazos que mantienen con lo que  
queda de Al Qaeda y de los terroristas del Daesh, la mezcla es  
sumamente peligrosa y mortífera como lo han demostrado estos  
últimos atentados.

La labor de la comunidad internacional en Afganistán no ha  
terminado, por más que muchos de los países de la OTAN que  
allí estaban, España incluida, se hayan retirado expresando la  
satisfacción del deber cumplido. Afganistán nunca ha sido un  
objetivo fácil para la estabilización. Lo sabía la OTAN cuando se  
metió allí, pero qué duda cabe que el no haber hecho nada  
hubiese sido mucho peor.

No tratemos de buscar recetas fáciles para Afganistán,  
solamente la presión continua (no siempre fácil de lograr) sobre  
los terroristas y sus afines, puede hacer que dicho país tenga  
algún viso de normalidad.

Si Afganistán cae, la zona podría convertirse en un verdadero  
polvorín, si no lo es ya. Por eso, Afganistán tiene que seguir  
siendo importante para la comunidad internacional. Al menos,  
se ha logrado una cierta "afganización" del conflicto, con las  
fuerzas de seguridad y el ejército afgano tomando más misiones  
contra los talibanes. Pero no se puede dejarlos solos, siguen  
necesitando el apoyo internacional, el cual no es siempre fácil  
de vender a las opiniones públicas cuando ocurren masacres  
como las recientemente vividas. FAM
Editorial FAM - Fuerzas Militares del Mundo