IKONOS PRESS
Aptdo 62.132 - 28080 Madrid- España
Teléfono: (34) 628 705 127
Fax: (34) 91 469 57 65
E- mail: editorial@ikonospress.com
 
Nº 53 AÑO IX - 2017

LA NUEVE
ESPAÑOLES EN LA LIBERACIÓN
DE PARÍS

Recientemente, en Madrid, se ha rendido homenaje a la 9. Compagnie de Combat, del Regiment de Marche du Tchad de la 2eme Division Blindée, popularmente conocida como “La Nueve”. Compuesta casi en su totalidad por soldados españoles, republicanos exiliados tras la Guerra Civil, continuaron su lucha contra el enemigo en la filas de la Francia Libre, y el 24 de agosto de 1944 tuvieron la ocasión de ser las primeras tropas aliadas en entrar en París, entonces ocupado por los alemanes.
DAESH, ¿EL FIN DEL CALIFATO?

Aunque la atención internacional está centrada en otros hechos  
actualmente, la guerra contra el Daesh, o el ISIS, y su  
autoimpuesto califato en Oriente Medio continua a paso lento  
pero constante.

A día de hoy, las dos principales ciudades mantenidas por los  
yihadistas del ISIS, Mosul y la propia capital Raqqa, están a  
punto de ser perdidas por el califato. Mosul se encuentra casi a  
punto de caer ante el avance constante de las fuerzas iraquíes  
apoyadas por la aviación y las fuerzas especiales de los países  
de la coalición internacional. Nos atrevemos a decir que es  
cuestión de pocas semanas el que eso ocurra.

Por otra parte, la propia capital de los yihadistas, Raqqa,  
situada en Siria se encuentra ya al alcance de la artillería de los  
Marines que están apoyando a diversas facciones opositoras  
sirias; incluso las propias tropas del régimen de Damasco se   
encuentran ya a pocos kilómetros de dicha ciudad. La caída de  
ambas estratégicas ciudades será un hito en la lucha contra el  
Daesh, pero no significará el fin del peligro terrorista. Muchos  
temen el efecto avispero, que una vez derrotado el Daesh en  
Oriente Medio, todos los terroristas que allí combatían regresen  
a sus países de origen a seguir con su particular y terrible  
Yihad.

La lucha contra el Daesh no puede ser meramente militar.  
Recuperar Mosul y Raqqa es bueno, especialmente para las  
poblaciones de ambos territorios que ya han sufrido el yugo del  
ISIS durante demasiado tiempo,  pero habría que ir pensando en  
el día después. Derrotado militarmente el ISIS, queda la derrota  
moral y la ideológica, y eso no se hace solamente con bombas,  
pues es un campo de batalla sin frente definidos y donde la  
mera superioridad militar sirve de poco.

Los actos terroristas aumentarán seguramente en los últimos  
días de ambas ciudades, teniendo lugar en todo el mundo. Pero  
el dolor que dichos provoca no debe de ser motivo para levantar  
el pie del acelerador de la lucha contra el ISIS. Lo importante  
ahora, es aplicar esa estrategia a largo plazo, tal vez aún no  
creada, para desarmar moral y éticamente a aquellos que han  
hecho del terrorismo su vida. FAM
Editorial FAM - Fuerzas Militares del Mundo