LIBIA: UNA HERIDA EN EL MEDITERRÁNEO

El derrocamiento del régimen de Gadafi en 2011 no significó el  
fin de la lucha en Libia. Esta se dividió en dos bandos, uno  
mandado desde Trípoli y otro desde Bengasi. Y lo que  
inicialmente fue una guerra civil se ha transformado en un  
conflicto internacional, con países extranjeros apoyando a uno  
y otro bando de modo más o menos encubierto.

Hoy en día el conflicto está plenamente internacionalizado, con  
Turquía y Qatar apoyando al gobierno de Trípoli, y Arabia  
Saudí, Emiratos Árabes Unidos y Egipto apoyando al gobierno  
de Bengasi. Estados Unidos y Rusia también se están  
posicionando en el tema (cada uno con un bando), pero  
mientras tanto, los combates se recrudecen en torno a Trípoli.

La Unión Europea ha tomado la decisión de poner en marcha la  
Operación "Irini" para tratar de reforzar el embargo de armas  
sobre Libia; Operación que se nos antoja totalmente ineficaz a  
la vista de los últimos acontecimientos. Mientras tanto, los  
problemas como el control del petró­leo, el tráfico de  
inmigrantes en el Mediterráneo, o el tráfico de armas, siguen  
sin resolverse.

Libia es ya un campo de batalla internacional, y tanto la Unión  
Europea como la OTAN harían bien en involucrarse más a fondo  
en su solución. No olvidemos que Turquía, aún miembro de la  
OTAN, ha enviado tropas y armamento a Trípoli. Rusia, en  
estos últimos días, parece haber enviado aviones de combate  
a Bengasi.

La herida abierta en Libia se está gangrenando y podría  
contagiar a toda la cuenca mediterránea si no se actúa pronto  
y de manera contundente. La conferencia de paz promovida  
hace unos meses por Naciones Unidas apenas sirvió para  
mostrar el problema a la comunidad internacio­nal, pero podría  
tomarse como el primer paso para intentar una solución  
dialogada. La conse­cuencia de no hacerlo, es llevar otra guerra  
civil al Mediterráneo (y con Siria van dos). FAM
Editorial FAM - Fuerzas Militares del Mundo

IKONOS PRESS
Aptdo 62.132 - 28080 Madrid- España
Teléfono: (34) 628 705 127
Fax: (34) 91 469 57 65
E- mail: editorial@ikonospress.com
LC-130
HÉRCULES BAJO CERO

Este avión de transporte turbohélice cuatrimotor, es la columna vertebral del transporte estadounidense en la Antártida, proporcionando gran parte del servicio aéreo entre la estación McMurdo y Nueva Zelanda, y también en Groenlandia, más allá del Círculo Polar. El LC-130 es la versión polar del conocido avión de transporte C-130 Hercules; Su principal característica es el tren deaterrizaje equipado con esquís, que permite la operación en superficies de nieve o hielo en toda la Antártida. El avión también tiene ruedas para aterrizar en superficies duras preparadas.